La explosiva denuncia de la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, por espionaje ilegal realizado durante el gobierno de Mauricio Macri, tuvo su repercusión en la provincia de Buenos Aires.

Sucede que dentro de la lista de personas vinculadas a la actividad política que fueron víctimas del “proceso sistémico de inteligencia ilegal”, se encuentra la actual presidenta del Senado y ex intendenta de la Matanza, Verónica Magario, el senador por la cuarta sección, Gustavo Traverso y la diputada del Movimiento Evita, Patricia Cubría.  

“Condenamos enérgicamente cualquier uso de las agencias de inteligencia del Estado para perseguir a ciudadanos argentinos y ciudadanas argentinas por sus acciones personales y sus pensamientos” sostuvo en un comunicado la bancada del Frente de Todos en el Senado, quienes mañana presentará un proyecto en la Cámara alta para repudiar el espionaje ilegal del gobierno de Mauricio Macri.  

“La única función de la AFI debe ser monitorear las actividades que afecten a la Defensa Nacional y la seguridad interior de la Nación. Cualquier otra cuestión no sólo es improcedente e ilegal, sino que está reñida con los más elementales principios atinentes al funcionamiento de un Estado democrático” expresaron los legisladores.

En esa línea, recordaron el discurso del presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa. “Fue muy claro al enfatizar que “tenemos la decisión irreversible de terminar para siempre con los sótanos de la democracia”, explicando así la decisión estratégica de intervenir la AFI y la necesidad de avanzar hacia un nuevo diseño del Sistema de Inteligencia Nacional.

Ese es el compromiso que hemos asumido con nuestro pueblo y bajo ese mandato actuamos” agregaron. Y solicitaron que tanto Mauricio Macri como Gustavo Arribas den explicaciones de la existencia del mismo ante la Justicia Federal.