El Consejo Provincial de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) elevó un pedido formal para la revisión del acuerdo cerrado en febrero de este año con el objetivo de “rever los porcentajes y plazos de los aumentos”.

En ese sentido, el gremio que nuclea a los estatales reclamó que se adelante y se reabra la discusión paritaria correspondiente al último tramo del año, que había quedado para noviembre. “Dado los acontecimientos vividos en materia inflacionaria es menester que se realice de manera inmediata” fundamentaron el pedido.

Al respecto, el secretario general de ATE provincia de Buenos Aires, Oscar de Isasi, resaltó: “en consonancia con lo planteado por el presidente Alberto Fernández y compartido por el gobernador que para reactivar el consumo hay que aumentar salarios, y teniendo en cuenta que el proceso inflacionario tuvo en estos últimos meses una escalada importante principalmente en el rubro alimenticio, desde ATE entendemos que se hace necesario este planteo”.

A su vez, el dirigente precisó que “en este contexto, es necesario adelantar puntos de la cuota que sigue del aumento salarial acordado, y por otro lado, adelantar la convocatoria de paritarias para discutir y acordar un nuevo aumento salarial que nos permita no perder a manos de la inflación y quedar por encima de ella de acá a fin de año”.

Asimismo, desde ATE consideran que es indispensable el control de precios como una política pública activa, fundamentalmente de los alimentos. “Valoramos los esfuerzos que hace el gobierno nacional y comparte el provincial en cuanto a iniciativas que obligan a los empresarios formadores de precios a cerrar acuerdos y que bajen los precios, ya que son quienes en un contexto mundial de retracción producto de la pandemia, no han mostrado una pisca de sensibilidad y buscan mantener el rédito a cualquier costo. Creemos que ese es el camino y que hay que profundizarlo, sino ningún aumento salarial será suficiente”, indicó de Isasi.

“No hay posibilidad de reactivar el consumo interno sin salarios mejorados. Trabajo decente y salarios dignos son el motor de todo desarrollo basado en la soberanía, el trabajo y la producción. Reafirmamos nuestra convicción de seguir trabajando junto al gobierno provincial por una salida a la crisis con soberanía, trabajo y producción y en la reconstrucción de un Estado al servicio de las mayorías populares”, expresó el dirigente gremial.