El joven, Agustín Ricardo Cruz, de apenas 17 años, fue asesinado a manos de un agente de la Policía de la Ciudad, que le disparó por la espalda la noche del sábado 29 de diciembre, a horas de la medianoche en Esteban Echeverría.

La familia del joven asesinado aseguró desde un principio que se trató de un caso de gatillo fácil y no de un robo de una motocicleta, como asegura el efectivo policial en cuestión.

El policía de la Ciudad declaró que Cruz y un amigo quisieron robarle una moto  lo que generó un enfrentamiento, pero el relato policial no coincide con las heridas generadas por los disparos del efectivo. Cruz apareció con dos impactos de bala, uno en la espalda y otro en la nuca; lo cual no evidenciaría un enfrentamiento entre ellos.

El fiscal Mariano Bonilla no dispuso ninguna medida con respecto al policía, sólo determinó que se le secuestre el arma para ser peritada. En principio, entendió que actuó en legítima defensa.

La causa – caratulada “robo agravado por el empleo de arma de fuego en grado de tentativa en concurso real con portación ilegal de arma de uso civil, y homicidio” – se encuentra en la UFI de Responsabilidad Penal Juvenil 6 de Lomas de Zamora.