La noticia fue confirmada por representantes del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA) que indicaron que la empresa FATE presentó un procedimiento preventivo de crisis, el paso previo a los despidos.

Según informaron, corren peligro 400 puesto de trabajo en la planta del San Fernando, sobre un total de 1.650. Además, denunciaron que la patronal busca la reducción de un turno de trabajo y la paralización de la producción durante los fines de semana. Ante ese escenario, el Secretario General del gremio, Alejandro Crespo, afirmó: “No vamos a negociar despidos”.

El procedimiento preventivo de crisis es el proceso administrativo que las empresas que emplean gran cantidad de trabajadores deben iniciar cuando “se afecte a más del 15% de los trabajadores en empresas de menos de 400 trabajadores; a más del 10% en empresas de entre 400 y 1.000 trabajadores; y a más del 5% en empresas de más de 1.000 trabajadores”, según reza la legislación.

Acorde a la información trascendida, el próximo 21 de febrero se realizará una audiencia entre empresarios y trabajadores con la mediación de la Secretaría de Trabajo. El dueño de Fate es Javier Madanes Quintanilla, un multimillonario que según la revista Forbes tiene un patrimonio de 1.600 millones de dólares.