El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, y el jefe de la policía de la provincia de Buenos Aires, comisario general Daniel García, dispusieron la intervención tanto de la seccional local como de la Comisaría de la Mujer de la ciudad de Rojas, mientras que Asuntos Internos trabaja en “auditorías preventivas”, a raíz del femicidio de Úrsula Bahillo y la posterior represión a sus familiares y amigos. 

“Desde el primer momento se intervino la comisaría y se iniciaron las tramitaciones de Asuntos Internos por sobre cada uno de los actores y están las actuaciones a la orden del día y se van a ir toando las medidas que se consideren minuto a minuto”, dijo este miércoles a Télam un vocero del Ministerio de Seguridad bonaerense.

La madre de la víctima contó que su hija quiso denunciar en la Comisaría de la Mujer al policía Matías Ezequiel Martínez (25) por la violación de la perimetral y le dijeron que “no trabajaban el fin de semana”. Martínez acumulaba 18 denuncias por violencia de género de diferentes mujeres. 

Además, organismos de derechos humanos pidieron investigar la represión de los ex compañeros de Martínez a familiares y amigos de Úrsula. Una joven casi perdió un ojo por el disparo de un policía. 

Revista Cítrica on Twitter