La facción que responde al actual titular de la UCR bonaerense, Ricardo Alfonsín, descartó por "insuficiente" el esquema planteado por el grupo del vicegobernador que implica dividir en tercios los espacios de representación del partido y le otorga a Salvador la presidencia del Comité Provincia.

Según esa propuesta los 24 lugares de la Mesa de Conducción partidaria quedarían distribuidos de la siguiente manera: Nueve para el sector del Salvador; siete estarían ocupados por el alfonsinismo, siete por el sanzismo y uno por un representante del Foro de Intendentes Radicales.

En tanto, los cuatro delegados al Comité Nacional corresponderían uno para cada sector y uno más a negociar, mientras los 33 representantes a la Convención provincial se divide en tres partes.

Con todo, las negociaciones cruzadas entre representantes de los tres sectores siguen en pie, cuando faltan escasos 12 días para que venza el plazo de inscripción del listas, del próximo 23 de setiembre.

Hasta el momento, siguen en pié las postulaciones del vicegobernador Daniel Salvador, del alfonsinista Carlos Fernández y del diputado provincial Maximiliano Abad, impulsado por el sanzismo.

"Con esta propuesta, hay internas. Nosotros somos la mayoría del partido y de buenas a primeras nos quieren relegar a tener un tercio de los cargos", se quejan desde el sector que conduce Ricardo Alfonsín, convencidos de que aceptar los términos del acuerdo disminuiría su peso específico en el estratégico territorio bonaerense.

Los alfonsinistas pretenden que se les reconozca el resultado de la última elección interna que, dos años atrás, le otorgó la victoria con el 45 por ciento de los votos, algo en lo que Salvador y Abad no están dispuestos a ceder.

Pero el vicegobernador tampoco tiene despejado el camino a la presidencia de la UCR bonaerense: sanzistas y alfonsinistas creen que por su rol institucional Salvador tendrá las "manos atadas" a la hora de "defender" ante el macrismo los "intereses del partido", en el armado electoral de Cambiemos para las elecciones legislativas del año próximo.

"No se puede ser el número dos de María Eugenia Vidal y tener posiciones duras a la hora de negociar, sin que ello sea visto como una crisis entre las principales fuerzas que integran gobierno provincial", argumentaron desde el sector que responde al ex titular del Comité Nacional, Ernesto Sanz.

El sector que respalda a Abad se reunirá mañana en Capital Federal para evaluar la propuesta de Salvador, pero todo indica que la aceptará, ya que le permite alzarse con un tercio de la representación partidaria a solo dos meses de su aparición de suelo bonaerense.