La gobernadora María Eugenia Vidal finalmente desistió de su intento por adelantar las elecciones bonaerenses de las nacionales. La confirmación de la unificación del cronograma electoral surgió tras la reunión que mantuvo hace unas horas con el presidente, Mauricio Macri.

De esta manera, la mesa chica del PRO en Nación, conformada por el Jefe de Gabinete Marcos Peña y el asesor ecuatoriano Durán Barba, se anotó una victoria interna sobre el vidalismo que planteó la idea de desdoblar las elecciones en las últimas semanas, atentos a la caída de la imagen de Mauricio Macri.

Según fuentes de Cambiemos, la decisión se tomó “sin especulación electoral” y con la idea de “no cambiar las reglas de juego a poco tiempo de los comicios”. Lo cierto es que desde el núcleo duro de la Gobernadora habían instalado el tema en la agenda mediática desde finales del año pasado.

La jugada del vidalismo había generado la reacción de la oposición, que en varias oportunidades rechazaron la iniciativa que hoy la gobernadora da marcha atrás.