El presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, encabezó ayer un encuentro en Hurlingham en búsqueda de seguir avanzando con la unidad del peronismo. El viernes, otro encuentro reunió a dirigentes del peronismo y del kirchnerismo en San Luis.

"Hagamos una reflexión. Se cayó Napoleón Bonaparte, se cayó Alejandro Magno, se cayó Hitler, se cayó el Imperio Romano, ¿no se van a caer estos tipos que no saben hablar, que hacen macanas a cada rato?", dijo el intendente de Merlo en medio de una ovación.

"Ojo a los oligarcas, el peronismo se empezó a abrazar. Eso significa que no tienen chances en el 2019", advirtió Menéndez, que volvió a llamar a la "unidad" y dijo que "el único limite es el gobierno, el que hace el ajuste y se olvida de los humildes".

En el encuentro hubo dirigentes peronistas y kirchneristas, además de mucha presencia militante. Además, estuvo el líder sindical Hugo Moyano, quien también participó del encuentro del viernes en San Luis. Moyano fue uno de los más aplaudidos en la jornada. La otra dirigente ovacionada fue Cristina Fernández de Kirchner, quien no participó pero fue nombrada por las autoridades del partido justicialista.

"Nosotros observamos claramente que las perspectivas electorales del macrismo son inversamente proporcionales a la unidad del peronismo", dijo el intendente chaqueño Jorge Capitanich en una entrevista realizada en exclusiva por Primereando Las Noticias. El dirigente peronista celebró "la unidad en diversidad" y cuestionó a los "cobardes" que especulan con los diferentes acercamientos que se dan en el justicialismo. Los dardos fueron para Florencio Randazzo y Sergio Massa que se mantienen en silencio y no se saben qué harán en el marco de unidad planteado por la oposición.