Los gremios docentes  de la provincia de Buenos Aires nucleados en la Federación Unidad Docente (FUD) adhirieron al paro nacional convocado por las dos CTA, trabajadores de la salud, judiciales y Camioneros.

La última oferta salarial por parte de la administración de la gobernadora María Eugenia Vidal que recibieron los docentes fue de un aumento de un 10% para el primer semestre. Ante esta oferta, desde los gremios especulan que no habrá una nueva convocatoria por parte del gobierno provincial hasta el próximo semestre, luego del receso invernal.

Desde el equipo económico de Vidal mantienen las metas inflacionarias del Banco Central, aunque las consultoras privadas advierten de una suba del 27% del índice de precios para todo 2018.