Miles de farmacéuticos de toda la Provincia protagonizaron hoy una masiva movilización hacia Gobernación en contra del intento de la cadena Farmacity, cuyo dueño y accionista es el Vicejefe de la Nación Mario Quintana, de operar comercialmente en territorio bonaerense.

Desde que se inició el conflicto, María Eugenia Vidal rechazó los reiterados pedidos del Colegio de Farmacéuticos para entablar un canal de diálogo. Ante la negativa, los manifestantes dejaron en la mesa de entradas una carta dirigida a la gobernadora.

“Nos hubiese gustado charlar personalmente, pero lamentablemente nunca nos concedió una reunión, ni permitió está posibilidad. Es por ello que hacemos pública nuestra tristeza por su silencio y por la falta de reconocimiento a nuestra profesión y a nuestro trabajo social” expresa un fragmento del texto, y resalta que “está en sus manos definir, como lo hicieron todos los gobernadores que la precedieron, si el servicio farmacéutico estará regido por las normativas de salud o por el libre mercado.

Desde que asumió su mandato, la gobernadora ha mantenido un silencio total sobre el lobby que viene realizando la cadena Farmacity para que se autorice su operación en territorio bonaerense. Luego de que la Justicia provincial rechazara en varias instancias su pedido, la empresa de Mario Quintana acudió a la Corte Suprema de Justicia para que se expida sobre el tema.

“No queremos que se destruya un sistema sanitarista para favorecer una empresa de un funcionario” afirmó en diálogo con Primereando la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia, Isabel Reinioso, al tiempo que calificó como “un escándalo que se quiera modificar una ley para beneficiar a Mario Quintana”.

La normativa que hace referencia Reinoso se trata de la ley provincial 10606, vigente desde 1987, que establece el funcionamiento de las farmacias como un servicio de utilidad pública en salud y no un mero comercio de medicamentos. En concreto, el artículo 14 permite la instalación de empresas unipersonales, SRL, sin fines de lucro y mutuales, al tiempo que prohíbe las sociedades anónimas, como es el caso de Farmacity.

Hace unas semanas, el Procurador Interino de la Corte Suprema de la Nación, Eduardo Casal, dictaminó que el artículo que prohíbe el desembarco de la multinacional en la Provincia es inconstitucional. Si bien el fallo no es vinculante y resta la definición de los jueces de la Corte, se vislumbra por detrás la presión de Mario Quintana, hombre cercano al presidente Mauricio Macri y uno de los tantos funcionarios nacionales que se ve envuelto en un caso atravesado por conflictos de intereses.