El senador provincial del Frente de Todos por la cuarta sección electoral, Gustavo Traverso, presentó un proyecto de Declaración para expresar su repudio a los hechos protagonizados por el Intendente del municipio bonaerense de Lincoln, Salvador Serenal (JxC) que, luego de contagiarse de covid, se trasladó a una Clínica privada y se llevó consigo un respirador del Hospital Municipal para uso personal.

En los fundamentos del proyecto, Traverso remarcó que la actitud adoptada por Serenal de optar por el sistema de salud privado de una ciudad vecina en vez de atenderse en su localidad, “deja en absoluto desconcierto a linqueñas y linqueños que acuden al Hospital Municipal -gestionado por el gobierno local-, al que el propio intendente y su familia desprecian, pero del cual tomaron un respirador para uso personal”.

En se sentido, el senador juninense subrayo que “es evidente que para el intendente de Lincoln el límite entre lo público y lo privado es difuso”, añadiendo que “cuesta creer que esta característica no se exprese en su comportamiento en relación a otros aspectos del quehacer institucional”.

Para Traverso, la respuesta dada por Serenal ante los requerimientos periodísticos, haciendo eje en que su infracción se trata de una práctica habitual, da cuenta de esta “normalización del usufructo personal del patrimonio común”.

Al contextualizar el caso del intendente de Lincoln, el legislador sostuvo que “los esfuerzos del conjunto de los estamentos de la administración nacional y provincial incluyen la idea de la credibilidad en la gestión sanitaria, en la convocatoria masiva a la vacunación y en desplegar una política de prioridades para los y las más vulnerables a la enfermedad”, resaltando además que  las actitudes de boicot permanente de sectores de la oposición política y mediática fueron desmontadas por los hechos.