Los jefes comunales del FpV enviaron una fuerte señal al reunirse en Almirante Brown, donde resolvieron “buscar un camino de acuerdo” junto a sus legisladores. En ese camino, exigirán que el presupuesto “contemple las necesidades de los municipios en materia de seguridad, infraestructura, salud y precisiones en la asignación de los recursos del endeudamiento”.

Fuentes legislativas indicaron que los intendentes se reunirán hoy con Diputados y Senadores del FpV para plantear la estrategia en común. Según la agencia platense DIB, los jefes comunales promueven la constitución de un fondo de entre 10 y 15 mil millones de pesos provenientes de la toma de deuda y destinados a proyectos de inversión pública en infraestructura municipal.

Pero también buscan incorporar una serie de beneficios fiscales ya incluidos en presupuestos anteriores, como la autorización a cancelar deudas con cheques de pago diferido, la eximición de sanciones del Tribunal de Cuentas a quienes hayan utilizado fondos afectados para otro fin, la posibilidad de sanear el déficit fiscal de 2015 en ejercicios posteriores, el mantenimiento de dos fondos especiales coparticipables y la automatización de todos los recursos que correspondan a las comunas.

En este marco, el Gobierno bonaerense restablecerá esta semana las conversaciones parlamentarias con el objetivo de aprobar el Presupuesto y la Ley Impositiva la próxima semana, y para ello apostará a multiplicar los contactos con el kirchnerismo de manera de “saltear” la negociación con el presidente de la bancada de Diputados, José Ottavis, a quien el oficialismo acusa de trabar las negociaciones por orden de la expresidenta Cristina Fernández.

La intención de Cambiemos y el Frente Renovador es avanzar la próxima semana en la aprobación de las leyes, aunque advirtieron que solo convocarán a sesiones “cuando exista un acuerdo político”.

La gobernadora María Eugenia Vidal estudia la posibilidad de poner en la agenda la convalidación de la emergencia de Seguridad y Penitenciaria y de Infraestructura, cuya implementación por decreto generó dudas en torno a los alcances de los mismos.

Los contactos parlamentarios tras el fracaso del martes 23 de diciembre se retomaron con una serie de reuniones encabezadas por el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Sarghini. Según trascendió, el oficialismo planea un giro en su estrategia para lograr el acompañamiento del FpV: “vamos a trabajar con todos los interlocutores posibles”, indicaron en el oficialismo.

En ese sentido, la intención de Cambiemos y sus socios massistas es sumar a las negociaciones a legisladores más “permeables” que Ottavis, pero que cuenten con suficiente peso parlamentario para lograr el apoyo de la mayoría de la bancada.

En ese grupo aparecen el extitular del bloque, Fernando “Chino” Navarro, el expresidente de la Cámara, Horacio González, y Walter Abarca, el número dos de la bancada y cabecilla del grupo de doce legisladores que se “plantaron” a la conducción de Ottavis.

Pero también se tenderán importantes puentes con los intendentes del FpV, quienes están urgidos de fondos frescos para sus comunas. Un grupo importante de jefes comunales del Conurbano ya “apuraron” el fin de semana a sus legisladores para que avancen en el tratamiento de la “Ley de Leyes”.