Luego de la firma del acuerdo con el Gobierno Nacional, las propias bases del Movimiento Evita expresaron su descontento por garantizar "paz social" hasta 2019 y esconderlo. Desde la calificación de traidores, hasta el pedido de cambio de nombre, una andanada de críticas se esbozaron en las distintas redes sociales. Los apuntados: Navarro y Pérsico.

El acuerdo entre las organizaciones sociales y el Gobierno Nacional por la Emergencia Social, todavía deja mucha tela para cortar. Pese a que los referentes de las distintas organizaciones aseguraron que se trató de un buen acuerdo, al conocerse el texto suscrito comenzaron a surgir profundas criticas que movilizaron las propias bases.

Furia en las bases del Movimiento Evita porque sus dirigentes firmaron "paz social" hasta 2019 con el Gobierno y lo escondieron

Uno de los que más sintió el golpe fue el Movimieto Evita. De coqueteo constante con el macrismo desde su llegada a La Rosada, los comandados por Pérsico y Navarro, fueron un de los puntales para acercar el diálogo con Desarrollo Social.

El texto se publicó en forma de solicitada en P/12, pero con un pequeño detalle. Cercenó fragmentos en los que los movimientos sociales le garantizaban "paz social" al Gobierno Nacional hasta 2019. Un cheque en blanco a futuro.

El último punto del Acta, que no figuraba en la solicitada difundida, dice que mientras rija la emergencia, es decir por todo lo que resta del mandato presidencial de Maurizio Macrì y las primeras tres semanas de quien lo suceda, “habiendo alcanzado un acuerdo de este modo las organizaciones presentes con la finalidad de colaborar en la conciliación aquí alcanzada se abstendrán de cualquier situación conflictiva, cualquiera sea su naturaleza. Dicha obliga

Furia en las bases del Movimiento Evita porque sus dirigentes firmaron "paz social" hasta 2019 con el Gobierno y lo escondieron

El tema no pasó desapercibido. Al circular el acta formal que expuso la hipocresía del "recorte" de la solicitada empezó una andanada de críticas que dejó las redes sociales del Movimiento Evita al rojo vivo.

Desde aquellos que los calificaban de traidores, hasta los que les pedían que dejen de utilizar el nombre de Eva Perón para pactos espurios, los propios militantes del Evita expresaron su descontento por un pacto de espalda a las bases.