El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, volvió a pedir este lunes medidas "más duras" para reducir la circulación y evitar un colapso en el sistema sanitario bonaerense, que incluyan incluso la suspensión de partidos profesionales de fútbol. Empieza a crecer el consenso en torno a la necesidad de aumentar las restricciones al menos por dos semanas. 

El titular de la cartera sanitaria pidió “una medida drástica de 15 días por lo menos”, en sintonía con el reclamo que viene haciendo el Gobierno bonaerense desde antes de que se decretaran las primeras medidas contra la segunda ola de coronavirus. “Desde el punto de vista sanitario y epidemiológico, que debe ser el que prime ahora sobre la dimensión política, social y económica, necesitamos una medida drástica de 15 días por lo menos”, advirtió.

“Necesitamos un cierre de circulación de las personas muy fuerte y por ende de circulación del virus. Si empezamos con las excepciones, todos van a empezar a decir: no hay clases, pero se juega al fútbol. Si hay algo drástico, tiene que ser drástico para todos”, planteó sobre la necesidad de incluir la suspensión del fútbol. 

Mientras el gobierno de Axel Kicillof sigue advirtiendo sobre la segunda ola, no deja de sorprender la actitud irresponsable de la gestión de Horacio Rodíguez Larreta en Capital Federal, a pesar de que esa ciudad tiene peores indicadores en lo que hace a contagios, muertes y saturación del sistema sanitario.