El regreso de Martín Insaurralde a las huestes del sciolismo tiene a todos movilizados. Es que los votos que puede traccionar Martín Insaurralde en un distrito de relevancia sirve, y mucho, para las aspiraciones provinciales y nacionales.

Los intendentes y los funcionarios del sciolismo se turnan, entonces, para hacer sentir a MI como si nunca se hubiera ido y contenerlo para que no sea traumática su vuelta.

Hoy fue el turno de Alejandro Granados, ministro de Seguridad bonaerense, quien dijo que es lógico que MI se muestre con Scioli porque “nunca se fue” del FpV.

“Soy intendentista”, dijo, además, Granados a Radio La Plata, en referencia a su predilección por un intendente a la hora de suceder en el sillón provincial a Daniel Scioli.

“Yo creo que tenemos muchos compañeros, soy amigo de todos, el que esté mejor posicionado y tenga el mejor reconocimiento de la gente... Yo soy intendentista: Quiero que un intendente sea el próximo gobernador”, afirmó.

Granados aseguró que “le gustan” los candidatos Patricio Mussi, Fernando Espinoza y Martín Insaurralde, tras lo cual agregó el nombre de Julián Domínguez, que fue intendente de Chacabuco.

“Me gustan los intendentes (para ser candidatos) por supuesto acompañando al espacio al que pertenezco hace 12 años que es el Frente para la Victoria”, remató el ministro.