Hoy los gremios críticos al gobierno realizan un nuevo paro general, con un eje en el reclamo por modificaciones al impuesto a las Ganancias, pero que también incluye el pedido por un salario mínimo vital y móvil de 12 mil pesos y aumento de jubilaciones y planes sociales.

La medida de fuerza fue convocada por la CGT que conduce Hugo Moyano, y en las últimas horas adhirió la CTA Autónoma que comanda Pablo Micheli.

En la provincia, en tanto, se plegará la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), los médicos y profesionales de la salud de Cicop y los docentes de la Unión de Docentes de Buenos Aires (Udocba) y la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB).

Es así que podrá verse resentida la atención en oficinas públicas y hospitales bonaerense así como algunas escuelas.

En el caso de Cicop, también reclamará por “la necesidad de un aumento de presupuesto para salud, jubilaciones y programas sociales, condiciones de trabajo dignas y el resto de los puntos de nuestra agenda sectorial”.

Por parte de Udocba, exigirán, además, por una nueva convocatoria para discutir salarios.

Además habrá adhesión de seccionales disidentes de Suteba que responden al michelismo y los auxiliares escolares.