Distintos sindicatos bonaerenses, nucleados en la CTA, junto a organizaciones sociales protagonizaron esta mañana una masiva movilización en la ciudad de La Plata en rechazo al Presupuesto 2019 que presentará esta tarde el gobierno de María Eugenia Vidal.

Tras la marcha, los manifestantes instalaron un acampe en Plaza San Martín, frente a la Legislatura provincial, donde realizarán charlas y actividades con referentes de los sectores castigados por las políticas de ajuste.

Durante la jornada, el Secretario General de ATE Provincia, Oscar de Isasi, manifestó: "Nos oponemos a cualquier presupuesto que intente consolidar la desigualdad". Y agregó que “por estamos exigiendo mayor inversión en salud, educación, emergencia alimentaria y en los sectores productivos”. En esa línea, Isasi advirtió: “El gobierno debe cambiar el rumbo de las políticas públicas porque ya no se aguanta está situación”.

Si bien el ingreso formal del proyecto de ley con el presupuesto 2019 ingresará formalmente esta tarde a la Legislatura, se conocieron a grandes rasgos los números que planea el Ejecutivo bonaerense para el año que viene.

En ese sentido, los trabajadores bonaerenses manifestaron su rechazo a la reducción de inversiones en la mayoría de las áreas del Estado, como salud y educación. El recorte en políticas públicas forma parte del paquete de condicionamientos del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al igual que el presidente Mauricio Macri, la Gobernadora no resignará partidas destinadas al festival de deuda externa. En ese esquema, su administración planteará un endeudamiento cercano a los 100 mil millones de pesos para el año que viene. Además, prevé un aumento del 40% en impuestos patrimoniales que afectará de manera directa en el revalúo inmobiliario.