El ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés “Cuervo” Larroque, presentó ante el juez Martín Rizzo los avances que se realizaron sobre la toma de Guernica, y la última propuesta para intentar que las familias que aún quedan en la usurpación abandonen el predio antes del 30 de octubre.

El paralelo, el funcionario, junto a organizaciones sociales y de derechos humanos, agilizan las negociaciones con los ocupantes para alcanzar una salida “consensuada” de cara al desalojo resuelto por la Justicia para el próximo viernes.

En tanto, se supo que en las cinco carpas interministeriales que instaló el Gobierno en el predio de 100 hectáreas volverán a reunirse las personas que permanecen en los terrenos con Larroque, para tratar de encontrar una salida consensuada y pacífica del lugar.

Según vienen expresando dirigentes del oficialismo quedarían allí unas 400 familias. “Ya fueron relocalizadas el 85% de las familias que ocupan desde julio último el predio en Guernica”, aseguró la ministra de Gobierno, María Teresa García.

En declaraciones a El Destape Radio, García sostuvo que "hay algunos medios y opositores que quieren poner al Gobierno nacional y provincial como los promotores de la violación de la propiedad privada".

En ese sentido, se refirió a la presencia en Guernica del exministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo, y dijo que fue a la zona "para incendiar de nuevo la toma". “Está lejísimo de la orientación del gobierno la violación del a propiedad privada", puntualizó.

Además, la Ministra explicó que "tenemos registrados 1.100 barrios de los cuales hay 350 convalidados, 97 para regularizar y 602 fuera de norma a los que convocamos para regularizar".  

Por esto, en la propuesta que llevó hoy Larroque al juzgado de Garantías Número 8 de Cañuelas, se puso a disposición el funcionamiento de espacios receptores para el alojamiento temporal de las personas que habitan Guernica.

Se trata de un predio de casi siete hectáreas en el partido de Presidente Perón y destinados al alojamiento transitorio de las familias reubicadas. A su vez, se proporcionan dos “dispositivos cubiertos para las personas en situación de especial vulnerabilidad" en los que se garantizan "servicios sanitarios y de alimentos”.

Además, el Gobierno provincial se comprometió “en un plazo no mayor a los 6 meses”, y como parte del Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Habitat, a la entrega de 650 lotes en el Partido de Presidente Perón para los grupos familiares que, “informe socio ambiental mediante, evidencien problemas habitacionales estructurales”.