Con el objetivo de evitar episodios de violencia, el juez que interviene en la causa por la toma de terrenos en Guernica, ubicada en el distrito de Presidente Perón, hizo lugar al pedido del gobierno de Axel Kicillof para postergar para el 1 de octubre el desalojo de 2.500 familias.

De esta manera, la administración bonaerense obtuvo una semana más en su idea de encontrar una solución pacífica al conflicto y el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, a cargo de Andrés “Cuervo” Larroque, avanza con las negociaciones para la relocalización de las familias.

De acuerdo al censo que realizó el ministerio de Desarrollo de la Comunidad, en la ocupación hay 2.344 casillas. De ellas, 1.904 personas accedieron a registrarse y 604 familias manifestaron ser oriundos de Guernica, mientras que el resto llegaron de distritos cercanos, la mayoría de Almirante Brown.

Ante la gran cantidad de familias de distritos vecinos, desde el Ministerio de Desarrollo detallaron que se iniciaron conversaciones con intendentes involucrados, como Mariano Cascallares de Brown, para avanzar en una solución integral.

De acuerdo a una fuente de Gobernación, se destacó que “La Provincia está diseñando una propuesta integral para intervenir en la problemática estructural del hábitat” con la participación del Estado Nacional.

Sin embargo, la construcción de viviendas que ya fueron lanzadan por el gobierno provincial demandará tiempo. Hasta ese entonces, desde la administración aseguran que “se encuentran trabajando en propuestas de distinto calibre para llegar a un acuerdo con la población y, de esa manera, evitar el desalojo”.