“Gracias a todos por estar acá, se que vienen a colaborar”, así recibió Aníbal Fernández a los cientos de empresarios, sindicalistas y funcionarios que los acompañaron en un “Desayuno para la Victoria”, en el complejo Miliño de Gonnet, donde brindó detalles de cual será su política industrial si es electo gobernador. Ley de Hidrocarburos, duplicar los parques industriales y achicar el estado, las claves que planteó para su gestión.

Como suele hacer, al ritmo de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, el candidato bonaerense del Frente Para Victoria, llegó, acompañado por su compañero de fórmula, entre vitoreo y aplausos.

Luego de algunos saludos se acomodó en su mesa. El hecho no pasó desapercibido, se sentó junto al diputado provincial y referente del PJ bonaerense Juan José Mussi, mientras su hijo, Patricio, el Intendente de Berazategui lo miraba desde otra mesa.

Los dos ex jefes comunales de la zona sur estuvieron acompañados por Horacio González, presidente de la Cámara de Diputados bonaerense y el Tesorero General de la Provincia, Amilcar Zufriategui, las únicas dos personas anunciadas y agradecidas por su presencia previo al acto. Y junto a ellos estaban Gabriel Delgado, ministro de Asuntos Agrarios de la Nación y posible presidente del Banco Provincia y si la fuerza triunfa el 25; Pablo Bruera, el intendente de La Plata; Alejandro Arlía, ministro de Infraestructura bonaerense.

Fernández formuló un discurso corto, de apenas quince minutos, con gestos al sector industrial y directrices de su gestión. En este punto apuntó a la necesidad de “hacer una provincia viable en un formato mucho más exigente que el actual” y se refirió a la necesidad de “achicar el gobierno” y “reducir al máximo los gastos” con el objetivo de “generar riqueza para que la provincia sea cada vez más potente y sea definitivamente, esa locomotora que todos estamos reivindicando y reclamando”.

Como medidas puntuales habló de duplicar la cantidad de parques industriales, de incentivar la producción de medianos productores y de legislar sobre los Hidrocarburos para permitir la exploración y perforación de Carbón.

Cuando le habló a los industriales fue claro: “el estado no debe ser socio del empresario, tiene que cobrar la parte que le corresponde y nada más”.

El acto tuvo la presencia de varios intendentes, candidatos y funcionarios, ansiosos por sacar una foto con el Candidato. Además de los ya nombrados, estuvieron presentes el jefe comunal de Lanús, Darío Días Pérez, el de Avellaneda, Jorge Ferraresi; el candidato a intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares; en su doble función de candidato y empresario estuvo Sergio Szpolski: y el uno de los nombres puestos para el gabinete del bigotón, el Secretario de educación de la nación, Jaime Perczyk.

Al finalizar el evento, Aníbal tardó más de 20 minutos en poder retirarse del salón. Los empresarios hacían cola para tener la foto con el candidato.