Cuando parecía que se avecinaba otro año de turbulento entre los maestros y la gobernación bonaerense, una nueva oferta podría calmar las aguas a sóo tres días hábiles del comienzo de clases.

El titular del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), Roberto Baradel, calificó de "buenas noticias" la propuesta que consta de un básico de 7.000 pesos para la jornada simple a partir de marzo, bastante más elevada que las ofrecidas hasta ahora.

Si bien resta que los docentes lo aprueben en sus asambleas, la palabra del "Roby", suele ser determinante en el accionar de los trabajadores de guardapolvo blanco.

Lo llamativo, es que apenas un día atrás, el sindicalista avizoró un "escenario de conflicto", luego de que sistemáticamente las reuniones entre Provincia y gremios fracasaran una y otra vez a lo largo de todo el verano. Y cuando parecía que se cumplían las peores predicciones, aparece la luz al final del camino.

Una de las claves que pueden explicar cómo se desenvolvió esta paritaria, está fuertemente vinculada con que se trata de un año electoral.

Para el presidenciable Daniel Scioli, otro año sin los chicos en las aulas podría ser un golpe mediático irremontable. Sobre todo, si se tiene en cuenta que, al menos hasta ahora, José Manuel de la Sota (Córdoba) y Mauricio Macri (CABA) han logrado sistemáticamente sortear ese obstáculo sin tantos inconvenientes.

La otra noticia que se produjo en estos días es que, a diferencia de otros años, Nuevo Encuentro (NE) será más conciliador con el Frente Para la Victoria porque saben que una derrota a manos del PRO o del Frente Renovador también los debilitaría.

En 2011, Martín Sabatella -dirigente al que Baradel sigue- se presentó a la gobernación con una colectora y salió a la caza del voto kirchnerista. En ese momento, los 6,5 puntos que sacó el actual titular de la AFSCA no hicieron mella a la performance del motonauta, que arrasó las urnas con el 55%, dejando en un muy lejano segundo puesto a Francisco De Narváez (15,8%).

Pero en estos comicios la mano viene cambiada y cada voto vale oro. Es por ello que los precandidatos de NE serán más cuidadosos y hasta algunos avalúan competir en las primarias del FPV.

Si bien por el momento Baradel no tiene aspiraciones a cargos políticos, el acuerdo que alcanzó Nuevo Encuentro seguramente le imprima un tamiz a las declaraciones sobre el accionar de la gestión bonaerense.

Asimismo, la oferta que realizó Scioli es a las claras superadora y permite que el dirigente gremial acuerde sin necesidad de bajar ninguna bandera.