El titular de la Filial de la Federación Agraria de Pergamino, Sebastián Campo, quien denunció que desconocidos aflojaron las tuercas de la rueda de un acoplado que usa para trabajar, se diferenció del sector rural que realizó un tractorazo en la ruta en rechazo a las medidas que sube del gobierno de Axel Kicillof que aumenta los impuestos a los campos de más de dos mil hectáreas.

“Existe un canal de diálogo con el gobierno. El día viernes estuvimos 7 horas de trabajo con el gobierno de Axel Kicillof” relató el dirigente rural. Y agregó “Estuve 4 años con ganas de movilizar por el desguace del INTA. En 2016, se flexibilizó la compra a tierras extranjeras. La importación de cerdo. 600 tambos se cerraron y nadie dijo nada”.

“Me parece que a 20 días de un nuevo gobierno había que apelar al dialogo en vez de salir a la ruta. No se lo deja transitar un mes. Hay sectores que la están pasando peor que nosotros. No entiendo la intolerancia de un sector rural contra el gobierno” sostuvo Sebastián Campo en declaraciones a la prensa.

Por otra parte, el dirigente de la FAA relacionó el tractorazo con el espacio político que acaba de dejar el gobierno. “Una concejala de Juntos por el Cambio de Pergamino estuvo y apoyó abiertamente en la movilización que se hizo. Es algo partidario, está evidenciado” relató.

Por último, se refirió a la situación del campo. “No voy a tomar a tomar la defensa de productores de 10 o 20 mil hectáreas. Cuando se habla del campo, se piensa en un solo sector. El campo tiene diferentes realidades. Con muchos actores heterogéneos. No somos terratenientes que exporta soja. El campo no es uno solo” señaló.