A menos de un año de las elecciones legislativas, diferentes referentes, dirigentes e intendentes del peronismo bonaerense comienzan a armar la propuesta electoral. El Congreso del PJ bonaerense realizado en Lomas del Mirado avanzó con la iniciativa de ampliar la cantidad de dos a nueve los apoderados para garantizar una representación más amplia.

Unidos por Argentina y unidos por Buenos Aires, fueron las consignas elegidas por el peronismo  los peronistas se congregaron desde temprano en el polideportivo "Alberto Ballestrini" de La Matanza para avanzar en una serie de definiciones partidarias, como una conducción colegiada y el recambio de apoderados, para alcanzar la unidad de cara al año electoral.

los peronistas se congregaron desde temprano en el polideportivo "Alberto Ballestrini" de La Matanza y allí acercaron posiciones sobre la vieja exigencia de sumar apoderados a los dos ya existentes para desarmar un esquema que no garantizaría pluralidad de listas en el caso de que se instale la competencia en las PASO.

Durante todo el año el peronismo tuvo distintas expresiones territoriales y grupos diversos como el Grupo Esmeralda, Grupo Fénix, El Establo y El Patria. Sin embargo, más allá de las divisiones, desde la Cumbre de Lobos el peronismo insiste con la idea de intentar, hasta el último minuto, alcanzar la unidad de cara a 2017.

Participaron de la destacada actividad, un histórico del PJ, Jorge Landau y una de las referencias más visibles de La Cámpora, Eduardo "Wado" De Pedro. Además participaron  los intendentes Patricio Mussi (Berazategui) por la tercera sección; Gabriel Katopodis (San Martín) por la primera, y Hugo Corvatta (Saavedra) por el interior. También fue designado Pedro Borgini, concejal platense del bloque FpV-PJ y actual líder del secretario general del sindicato de sanidad ATSA en La Plata.

Al cerrar el acto, el exintendente de La Matanza y actual titular del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, no ahorró críticas al Gobierno nacional y convocó a los asistentes a "ser la voz de los que no tienen voz", de cara al año electoral. "No puede ser esta Argentina con más de 1.400.000 pobres", increpó Espinoza al presidente, Mauricio Macri.

El matancero cuestionó a la gestión de Cambiemos "dónde está la promesa de que no iba a haber ajuste, tarifazo, que no se iban a tocar los derechos y privilegios que habíamos ganado para nuestros jubilados".

La consolidación de la mesa de acción política, también es una asignatura pendiente: tendría facultades para determinar situaciones de índole electoral, como por ejemplo la posibilidad de organizar una gran PASO (elecciones primarias) entre los distintos subgrupos en los que quedó repartido el PJ tras la derrota electoral de 2015.

Entre los congresales que dieron su presente en el Congreso, se encontraban el ex diputado nacional Julián Domínguez, el ex senador bonaerense Alberto de Fazio, el ex jefe comunal de Tres de Febrero, Hugo Curto; los intendentes de Esteban Echeverría, Fernando Gray; de Merlo, Gustavo Menéndez; de Florencio Varela, Julio Pereyra; de Moreno, Walter Festa; y el ex minstro de salud bonaerense Alejandro Collia.

Aunque no en condición de congresal, el ex gobernador bonaerense Daniel Scioli fue uno de los primeros en arribar y adelantar a la prensa que tras el encuentro partidario "saldrá una declaración muy interesante que va a generar en la militancia una línea de acción política", y aseguró que frente a los problemas de la realidad "hay una manera distinta de enfrentarlos".

Consultado sobre la posibilidad de que el diputado del Frente Renovador Sergio Massa pueda sumarse a la reconstrucción del peronismo con vistas a las elecciones legislativas del año próximo, Scioli respondió: "El peronismo es un partido abierto, los que quieren participar, han participado".