En plena pandemia, sin distanciamiento social, sin barbijo y tras registrarse varios casos de coronavirus, dos de los cuales murieron, las empleadas de un geriátrico de Chascomús decidieron realizar una fiesta para celebrar el cumpleaños de una de las personas que se alojan en el asilo.

El hecho sucedió el pasado 13 de junio en el geriátrico privado “Santa María” ubicado en pleno centro de la ciudad de Chascomús y todo quedó registrado en fotos y videos que las propias empeladas involucradas compartieron en sus redes sociales.

En el mismo lugar ya se registraron dos muertes y varios contagiados de coronavirus, según informó un portal.

Familiares de las personas que viven en el asilo y autoridades sanitarias municipales están evaluando iniciar acciones legales contra el propietario del geriátrico no solo por negligencia al realizar una fiesta clandestina sino porque sospechan que la paciente que ingresó el virus era una persona que había llegado desde el partido de Avellaneda en días anteriores.

Fuente: Minuto Uno