Mientras se debaten los montos de las tarifas de servicios públicos y crece el reclamo por el servicio brindado por las distribuidoras de energía eléctrica, desde el Frente de Todos en el Senado bonaerense impulsan la conformación de una Comisión Bicameral para evaluar la transferencia y funcionamiento de Edesur.

Se trata de una iniciativa del senador Francisco “Paco” Durañona, que se hizo eco de los reclamos de vecinos e intendentes de las localidades donde esta empresa traspasada por María Eugenia Vidal y Mauricio Macri brinda servicios, la mayoría en la zona del Conurbano.

“La idea es crear esta Bicameral de investigación y seguimiento de lo que fue el proceso de traspaso de la empresa a la Provincia y saber cuáles fueron las obligaciones asumidas por las concesionarias en el marco del traspaso, imponer sanciones, entre otras” afirmó Durañona.

Lo cierto es que, si bien la exgobernadora Vidal firmó el decreto para el traspaso, había una serie de actas-acuerdos y la conformación de un ente regulador que nunca se implementó porque para ellos las tres jurisdicciones (Nación, Provincia y CABA) debían dar el visto bueno.

De avanzar, la Comisión Investigadora estará integrada por tres diputados, tres senadores, tres intendentes, el Defensor del Pueblo y un representante sindical de los trabajadores de Edesur.

Durañona tiene en carpeta reuniones con los alcaldes de las localidades afectadas y los referentes de la Defensoría del Pueblo para avanzar con el proyecto y poder darle ingreso a las comisiones.

“El mayor problema es el incumplimiento absoluto del programa de inversiones mínimo e indispensable para que el sistema funcione bien, un abuso permanente en el servicio, en la calidad y la falta de respuestas. Los intendentes de estas regiones y quienes viven en esas zonas lo sufren casi a diario”, enfatizó el senador.

En este contexto, desde la Subsecretaría de Energía dependiente del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos, elevaron un informe en el que advierten que el Gobierno de Vidal avaló aumentos injustificados de las tarifas de energía eléctrica, sumados a la fuerte quita de subsidios a nivel nacional y que “no fueron acompañados de responsabilidades de inversión por parte de las empresas”.

“La política energética de Cambiemos fue horrible, fue absolutamente orientada a beneficiar a los titulares del monopolio eléctrico, que eran muy pocos y todos ellos de la mesa chica del macrismo, algunos ‘amigos del alma’, dicho por el propio expresidente. Puso de rodillas a los argentinos, a las pymes, los comercios con aumentos de hasta un 3000%, que ahora aparezcan diciendo que no tienen tarifas y por eso hay problemas, es inaceptable”, fustigó Durañona.

“No hubo conversaciones todavía pero imagino que los intendentes afectados, aun siendo de Cambiemos, van a trabajar prudentemente; después está el otro sector que está sentado en bancas y representando intereses privados, nos pasó con la ley de arraigo y la de promoción de la agroecología”, señaló el legislador.

En los fundamentos del proyecto legislativo se advierte que "las referidas transferencias se vieron enmarcadas en una dudosa legalidad, no solo por los actos suscriptos sino principalmente, y que son motivo de denuncias penales que se encuentran tramitando, por los acuerdos económicos que llegaron las autoridades nacionales con las empresas prestatarias".