No le quedó otra: el presidente Mauricio Macri debió referirse al tema que ya es vox populi en la política argentina. ¿Será María Eugenia Vidal candidata a presidenta en reemplazo de un Macri en caída libre? El propio mandatario salió a aclarar la situación. 

“Vidal es tan buena que la queremos poner en todos lados, pero ella tiene que ser candidata a gobernadora”, aseguró incómodo. Evitó seguir hablando sobre el tema, aunque todos entendieron el mensaje. Al menos, por ahora. 

El hecho ocurrió en Entre Ríos, donde Macri fue a hacer campaña junto a ministros nacionales. Además, el presidente respondió sobre quién podría acompañarlo en la fórmula: "No está definido", respondió escueto. Según los rumores, ese lugar podría estar reservado para un dirigente proveniente del radicalismo.