El vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, se reunió hoy con el sector industrial bonaerenses en un contexto de fuerte recesión económica en todas las áreas productivas, fueron parte del encuentro, representantes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y de los sectores sindicales de textiles, madera, calzado, papeleros, vidrio e indumentaria, entre otras.

Durante la reunión, Salvador sostuvo que el gobierno tiene el “compromiso de trabajar, y mucho, para que esta provincia aproveche todo su potencial”.

“No tengo ninguna duda de que lo que hace falta son gobiernos honestos que persigan de verdad el bienestar general. Y convocando a todos esto no puede ser una puesta en marcha sólo desde el lugar de quien gobierna”, dijo.

Por su parte, Daniel Rosato, coordinador de la Mesa de Industriales Bonaerenses, explicó que “pedimos encuadrar la discusión de nuestra problemática durante los próximos seis meses, una vez vencido ese plazo, solicitamos que el gobierno de la provincia eleve los resultados –que aspiramos sean positivos- a la Nación, aprovechando la sintonía política que existe entre ambas administraciones”.

“Necesitamos adaptarnos a la nueva realidad porque ya se perdieron 160.000 puestos de trabajo en el sector pyme industrial” y destacó que “el aumento de las tarifas de servicios públicos es otro de los factores que ponen en jaque a las empresas que hacen uso intensivo de la energía”, sostuvo debido al impacto negativo que de las medidas de gobierno sobre la producción.

En el mismo sentido, Rosato, destacó refiriéndose a los aumentos que “los incrementos van desde el 250% al 800% en algunos casos”, y agregó que “en este contexto, las industrias de energía intensiva son las más castigadas, ya que se sextuplicaron sus costos operativos”.

En tanto, Mario Gualtieri, otro de los integrantes de la Mesa, detalló que “el flujo de importaciones, principalmente de China y Brasil, también vulnera la sustentabilidad de las pymes” y añadió que “están ingresando productos a menos del precio del material que se necesita para fabricarlo”.

En la misma línea, el representante del sector industrial, resaltó que “necesitamos que haya algún tipo de control como por ejemplo las Licencias no Automáticas y un trabajo detallado de cada posición arancelaria que está ingresando y que pone en peligro al tejido industrial”.

La mesa de representantes de la industria bonaerense, transmitió al vicegobernador un panorama futuro preocupante en relación los puestos laborales, y advirtieron que el área es “un sector importante de los 1,3 millones de trabajadores" y alertaron que "los trabajadores se encuentran en peligro de perder su fuente laboral”

Por su parte, las Pequeñas y Medianas Empresas de la Provincia de Buenos Aires se sumaron a los reclamos y junto a representantes gremiales de distintos sectores industriales, manifestaron su preocupación por los incrementos de las tarifas públicas, el aumento de la industria del juicio, la falta de facilidades de pago impositivas y la apertura indiscriminada de las importaciones.