El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien en las últimas semanas se reunió con Máximo Kirchner para acordar una estrategia electoral de cara a las elecciones legislativas, dijo que va a "agotar todas las instancias para evitar que haya PASO" en el justicialismo de la provincia de Buenos Aires.

Insaurralde, en diálogo con Radio Nacional, confirmó que apoya a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner al afirmar que ella "sigue siendo nuestra jefa; es nuestra líder indiscutible", aunque luego dijo que no está "lejos de (Florencio) Randazzo, ni cerca de Cristina". "Nunca cambié", precisó.

Respecto a la intención de ir a las primarias que ya manifestó el ex jefe de Gabinete del kirchnerismo Alberto Fernández, director de campaña del ex ministro de Transporte, el mandatario comunal lomense consideró que "las PASO nos dejaron una mala experiencia, porque en 2015 perdimos 6 puntos de la primaria a la general".

Y argumentó: "Todavía Florencio Randazzo no se mostró públicamente diciendo que sus diferencias sean con Cristina Fernández de Kirchner".

Más adelante, Insaurralde opinó que "Cristina puede aportar a reconstruir el peronismo de la provincia de Buenos Aires y aglutinar a la mayoría".

En cuanto a la estrategia electoral, dijo que "no queremos entrar en la trampa de hablar de las cosas que hizo mal el gobierno anterior".

No obstante, Insaurralde, líder de los intendentes peronistas del Conurbano que integran el Grupo Esmeralda, señaló que "el adversario ganó por muchas cosas que hicimos mal y no reconocer errores para enamorar votantes".