El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, aseguró que la protesta con manifestantes de organizaciones sociales y movimientos de izquierda que ingresaron este jueves al edificio municipal de ese distrito "nada tuvo que ver con una protesta social", por lo que consideró que "está claro que fue organizado".

"Estando acá en el municipio se acercó una manifestación integrada por unas 1.500 personas de distintos sectores políticos y, si bien cuando vienen a manifestar entregan un petitorio o se acercan a conversar con un área, en este caso no tuvo nada que ver con eso", explicó Insaurralde en declaraciones a C5N.

El jefe comunal relató que los manifestantes "se juntaron en la plaza y un grupo reducido, de unas 80 a 100 personas, intentaron ingresar por la parte de Personal, que está sobre la calle Manuel Castro" y agregó que "por suerte empleados municipales comenzaron a forcejear" para impedir su avance al interior de la sede.

“Rompieron vidrios y molinetes, y llegaron a entrar hasta la primera parte del hall central y en ese momento llegó la policía y comenzaron a prender fuego los violentos", precisó.
Además, remarcó que la situación "nada tenia que ver con la práctica democrática de pedidos" y "nada tuvo que ver con la protesta social".

En declaraciones televisivas, Insaurralde precisó que entiende "la necesidad de los vecinos, pero no hay ninguno que no reciba asistencia nacional, provincial y municipal".
"El municipio no otorga planes, la asistencia es personalizada, entregamos 20 mil ayudas directas por mes vecino por vecino", detalló. Consideró que "está claro que esto fue organizado" y agregó que hay "cámaras de seguridad" que "muestran vehículos bajando gomas y pancartas de madera".