Al inicio del plan de vacunación, distintos intendentes de la provincia de Buenos Aires, tanto oficialistas como opositores, pusieron el hombro para aplicarse la Sputnik V con la idea de generar confianza en la sociedad ante el discurso de algunos sectores de la oposición (dirigentes de Juntos el Cambio y medios dominantes) en contra de la eficacia de la vacuna rusa.

Uno de ellos fue el Jefe comunal del distrito de Roque Pérez, Juan Carlos “Chinchu” Gasparini, que en la jornada de ayer se aplicó la segunda dosis de la vacuna y lo hizo de una manera particular: con una foto de Vladímir Putin, presidente de la Federación Rusa.

"Traje la foto porque estoy orgulloso de él, todos decían que nos iba a envenenar y nos está salvando la vida" afirmó Gasparini, el mandatario de 72 años que durante el año estuvo de licencia por un grave problema de salud que lo afecta desde hace un tiempo y el agravante de ser población de riesgo ante el Covid-19.

Además, el mandatario que gobierna el municipio desde 2011 utilizó sus redes sociales para agradecerle al presidente Alberto Fernández, a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner y al gobernador, Axel Kicillof, por la puesta en marcha del plan de vacunación.