La semana pasada, personal de la distribuidora de energía Eléctrica, EDELAP, se presentó en el Corralón Municipal de la localidad bonaerense de Berisso, ubicado en calle 18 y 153, con una orden judicial para cortar el suministro y el posterior retiro del medidor.

Ante la decisión, el intendente del Frente de Todos, Fabián Cagliardi, que derrotó al radical Jorge Nedela en las elecciones de octubre, se presentó en el lugar y logró la restitución del servicio.

Luego de la inédita situación, el equipo de Cagliardi tuvo acceso a la orden judicial donde muestra que el anterior gobierno, en manos de Cambiemos, no pagó la luz por más de un año y la deuda del Municipio acumulada asciende a 14 millones de pesos.

A raíz de la exorbitante deuda, el municipio inició gestiones con la distribuidora eléctrica para avanzar en un plan de pagos que le permita saldar la pesada deuda heredada por el mismo gobierno que permitió los desmedidos tarifazos de los servicios públicos.