En sus redes sociales, el intendente de La Plata, Julio Garro, compartió un video donde afirma: “No vamos a parar hasta dar con los mafiosos que se esconden detrás de la venta ambulante”. Sin embargo, el spot, más cercano a un mensaje de campaña electoral, no hace referencia a los supuestos “mafiosos” que están detrás de la venta ambulante y solamente muestra imágenes de trabajadores senegaleses resistiendo distintos operativos de la Policía, que en los últimos años han sufrido persecución por parte del mandatario macrista.  

Ante el mensaje de Garro, organizaciones de Derechos Humanos, junto con el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, (INADI) se reunieron en la sede de la Comisión Nacional por la Memoria (CPM) para alertar sobre la campaña de comunicación de la Municipalidad de La Plata por considerarla “racista, estigmatizante y discriminatoria” hacia la comunidad senegalesa de la ciudad.

El video, publicado el 12 de septiembre en la cuenta de Twitter del intendente, muestra una serie de imágenes donde se ve a integrantes de la comunidad senegalesa vendiendo anteojos de sol en la vía pública y luego en medio de un operativo policial. “¿Son solo vendedores ambulantes?”, se pregunta el video, que firma la municipalidad de La Plata en conjunto con la Policía de la Provincia de Buenos Aires, y alerta: “Denunciamos una red ilegal que mueve un negocio millonario”.

Fuentes del equipo de comunicación de la municipalidad afirmaron a este diario que la producción audiovisual “va en línea con lo que venimos planteando” y que los trabajadores “son las víctimas, pero no podíamos poner las caras de quienes denunciamos”.

Dos semanas antes de la difusión del video, la titular de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano de la municipalidad de La Plata presentó una denuncia ante el Juzgado Federal N°1 por la “posible comisión” de los delitos de trata de personas, asociación ilícita, falsificación y reproducción de marcas, evasión tributaria y encubrimiento de contrabando

Durante una conferencia de prensa que se realizó esta semana, Cheikh Gueye, referente de la comunidad senegalesa de La Plata, señaló que “detrás de nosotros no hay nada que escondamos, somos gente que viene a buscar mejorar económicamente. Por eso y nada más que eso estamos acá”.

Uno de los puntos señalados por la municipalidad respecto de la venta ilegal es la similitud entre los productos que venden los integrantes de la comunidad. En este sentido, Gueye explicó que “la gente ve que todos hacemos lo mismo y parece que alguien nos da la mercadería, pero cada uno compra lo suyo. Cada uno es jefe de sí mismo”, y relató que, cuando llegó al país, sin documentos y sin entender el idioma, su tío, que ya vivía hace un tiempo, le enseñó a comprar y vender productos. "Me gustaría levantarme un día, ir a un trabajo tranquilo y volver a mi casa a la tarde", añadió Gueye.