El Intendente de San Isidro, Gustavo Posse, se mostró a favor de las restricciones por COVID 19 y pidió un fuerte control policial, para hacer respetar el cumplimiento de las medidas sanitarias.

Entrevistado por INFOCIELO, Posse evaluó que hay que transitar “dos caminos”. “No parar la economía, pero por el otro lado ser mucho más estricto, hasta policialmente más estricto respecto del tema del cumplimiento de las medidas sanitarias”.

“No es momento de cumpleaños, no es momento de fiestas, no es momento de tomar mates, este tema es muy serio”, sostuvo el Jefe comunal, reelecto por quinta vez con la boleta de Juntos por el Cambio, en 2019.

“Lamentablemente todos, no solo los gobernantes, estamos muy atrasados respecto de dónde va el virus”, señaló Posse, que lanzó una durísima advertencia: “Cuando vean cadáveres y vean cajones, todos aquellos habitantes que no se consideraron ciudadanos, que pusieron en riesgo a sí mismos y a terceros, ahí sí se van a dar cuenta”.

“Ahí sí van a pedir actividades del Estado, porque en realidad hubo una parte de la sociedad que no entendió cómo tenía que ser esto, entonces el camino es no parar la economía, ultra estricto respecto de las medidas necesarias”, insistió. 

Y cerró: “Nosotros en san Isidro lo hacemos, y muchos de los intendentes lo hacen. Y esto no quiere decir que hay que cerrar barrios ni nada por el estilo".