En medio del aumento sostenido de contagios, con más de mil vecinos cursando la enfermedad, y la compleja situación que se vive en los hospitales y centros de salud, con el riesgo de un colapso, el intendente de Tandil tomó la determinación de profundizar las restricciones, incluso más allá de las medidas del gobierno de Axel Kicillof.

Ante lo que consideró el “peor momento de la pandemia”, el mandatario opositor se diferenció de la dirigencia de Juntos por el Cambio y, al tener responsabilidades de gestión, avanzó con un cese de circulación a partir de las 18 horas, cuando en territorio bonaerense esa medida rige actualmente a partir de las 20 horas.

La ciudad continuará en Fase 3, limitando el funcionamiento de “todas las actividades, comercios y rubros” hasta las 18, permitidas actualmente hasta las 23. “A partir de ese momento, y hasta las 6 de la mañana del día siguiente, deberemos evitar circular y salir de nuestras casas”, expresó ayer el intendente, que aseguró que Tandil vive el momento “más crítico” desde que comenzó la pandemia.

Así, las restricciones impuestas por el intendente entrarán en vigencia a partir de este viernes y se extenderán hasta por lo menos, el sábado 8 de mayo. Aunque todavía no se publicó el decreto, la medida también alcanzaría al rubro gastronómico y a bares, que deberán cerrar a las 18 hs y se les permitirá delivery hasta las 23.

“Estamos viviendo como comunidad momentos difíciles, de preocupación, incertidumbre y angustia. Los estamos enfrentando con el esfuerzo conjunto de todos, como hemos hecho siempre los tandilenses ante las adversidades”, manifestó el intendente en un video que publicó en sus redes sociales.

A su vez, Lunghi consideró que la segunda ola se está dando “como lo habíamos anticipado y como sucedió en todo el mundo”, asegurando que “llegó con toda su fuerza y crudeza, poniendo en riesgo los sistemas sanitarios y golpeando a todos, sin distinción”.

“Les hablo claro y simple, como siempre: Estamos ante una emergencia. Estamos sin dudas ante el momento más crítico desde que comenzó esta pandemia hace más de un año”, añadió Lunghi.

Despegándose del discurso de algunos mandatarios duros de Juntos por el Cambio, el intendente de Tandil se diferenció y dijo que “la salud y la vida son esenciales también para la economía y la producción”.