Intendentes del Frente para la Victoria de la provincia de Buenos Aires manifestaron su "enérgico repudio" ante la detención arbitraria de Milagro Sala por parte del gobierno de Jujuy.

"Los intendentes que acompañan esta solicitada expresan su enérgico repudio ante este hecho que avasalla las garantías democráticas, y también manifiestan su profunda preocupación por un nuevo procedimiento represivo de este gobierno nacional que tiende a criminalizar la protesta pacífica de cualquier ciudadano de nuestro país", sostiene el comunicado.

Jorge Ferraresi (Avellaneda), Julio Pereyra (Florencio Varela), Juan Patricio Mussi (Berazategui), Gabriel Katopodis (San Martín) Alberto Descalzo (Ituzaingó), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Gustavo Arrieta (Cañuelas), Walter Festa (Moreno), Juan Zabaleta (Hurlingham), Juan Pablo de Jesús (La Costa), Francisco Durañona (San Antonio de Areco), Hernán YZurieta (Punta Indio) y Juan Ignacio Ustarroz (Mercedes), son algunos de los jefes comunales que firmaron el comunicado.

"Milagro Sala, referente Nacional del Movimiento Tupac Amaru y diputada ante el Parlamento del Mercosur llevaba adelante una protesta pacífica ante el gobierno jujeño, por la expulsión de diversas organizaciones populares indígenas de un programa de auto construcción de viviendas populares, así como de otros programas sociales" detalla el texto de los intendentes.

Por lo que exigen "la inmediata liberación de esta compañera y al mismo tiempo, demandamos el respeto irrestricto del derecho de protesta de cada argentino".

"A lo largo de este último mes hemos observado con preocupación el avance impune de un gobierno que reprime los reclamos del pueblo organizado, con el único objetivo de defender los intereses de los poderes económicos concentrados", continua el comunicado.

"Es así que hemos visto la violencia contra empleados públicos, el abuso de procedimientos que ignoran la independencia de poderes, y la peligrosa tendencia a cerrar o acallar voces periodísticas que son críticas a las políticas del gobierno de Macri".

Finalmente sostiene: "La Argentina ha elegido un cambio, y el pueblo acepta respetuosa y democráticamente la voluntad de la mayoría, pero desde nuestro lugar de oposición nos convertiremos en los más fuertes garantes de los derechos de cada uno de los ciudadanos, para no volver a vivir procesos represivos como los que empañaron muchas páginas de nuestra historia".