Los alcaldes de Ramallo y Ensenada, Mauro Poletti y Mario Secco, se manifestaron en alerta por la posibilidad que las plantas de Siderco-Techint, que se encuentran emplazadas en sus distritos, lleven a la práctica los despidos que comunicaron en la semana a los trabajadores de la planta. Tensión con los gremios.

"No creemos que la solución de las empresas sea tomar como variable del ajuste a los trabajadores. Siempre los intendentes estamos tratando de ayudar a que (los despidos) no sucedan, pero también somos respetuosos de las organizaciones gremiales que defienden a los trabajadores y con la que tenemos una buena relación", indicó el jefe comunal de Ensenada, Mario Secco.

Y agregó que "no hay confirmación alguna" sobre las denuncias que circularon sobre los posibles despidos, ya que analizó que en su distrito no recibió "comunicación" de la comisión interna de trabajadores sobre esta alerta.

"Esperemos que la empresa no intenten hacer alguna locura que no arribará a ningún puerto", consideró Secco y aseguró que "le voy a dar mi confianza al movimiento obrero y vamos a acompañar las actitudes que tomen si los despidos se llevan a la práctica".

En tanto, el Jefe Comunal de de Ramallo, Mauro Poletti, señaló que en el distrito que dirige están "trabajando con la empresa" a la vez que mantienen "un diálogo permanente" con los trabajadores para "evitar" una reducción de obreros.

"Esperemos que no se den los despidos y podamos tener unas fiestas en paz y un año nuevo mucho más prósperos", añadió.