Descartado el desdoblamiento de las elecciones bonaerenses, un puñado de intendentes del PRO, en su mayoría de distritos del conurbano, volverán a insistir en la eliminación de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). El debate lo abrirá el primo del presidente, Jorge Macri, en el foro que se realizará este viernes.

“Con los mismos argumentos que decidimos mantener unificadas las elecciones, votar menos veces y ahorrar plata, podríamos todos los espacios políticos acordar eliminar las primarias y que ese dinero se utilice para otra cosa” explicó el intendente de Vicente López durante una visita a Mar Del Plata.

El pedido de eliminación de las PASO ya había sido planteado durante el año, cuando los Jefes Comunales, encabezados por Macri, hicieron circular un borrador por los despachos de legisladores de Cambiemos en la Legislatura Bonaerense. La iniciativa generó el malestar de los legisladores radicales. Es que deja sin chances a los correligionarios en su plan de competir en internas en distritos donde gobierna el oficialismo, como el caso de Mar Del Plata.

Justamente, Jorge Macri expresa la postura colectiva de los intendentes del riñón del PRO, como sus pares de Lanús y Quilmes, Néstor Grindetti y Martiniano Molina, que quieren evitarse una complicación a la hora de sus reelecciones al frente de los Distritos.

Para el primo del presidente, la reforma implicaría un mecanismo sencillo: la mayoría simple en el Congreso Nacional, ya que la Provincia adhirió a la ley con la idea de sostener la misma fecha electoral. Con el desdoblamiento caído, los intendentes quieren asegurarse la ausencia de factores que pongan en peligro la victoria en sus distritos.