Jorge Macri es uno de los intendentes más ricos de la provincia de Buenos Aires. Solo por sus puestos en la municipalidad de Vicente López y la presidencia del Grupo BAPRO acumuló en 2019 más de 6 millones de pesos. Nada mal, no?

Por eso, se entiende por qué se aferra a su puesto como titular del BAPRO, donde cobra 300 mil pesos mensuales. Se trata de un puesto político designado, en su caso, por la gobernadora María Eugenia Vidal. Es obvio que debe ceder su lugar, pero se aferra como quien no quiere soltar un vaso de agua en el medio del desierto. 

Con la llegada de Axel Kicillof a la gobernación, el Grupo Provincia debe renovar sus autoridades políticas. Pero Macri lleva a cabo todo tipo de trampas para que no se realice la reunión de acciones que puede sacarlo del directorio. Papelón de uno de los hombres fuertes de Cambiemos en Buenos Aires. 

El Grupo BAPRO es un conglomerado de empresas en que están Provincia Seguros, Provincia leasing, Provincia fondos, Provincia vida, Provincia mandatos, Provincia bursátil, Provincia ART y Provincia NET- y por lo tanto ejerce los derechos políticos del mismo. Es decir, el Directorio de la entidad financiera provincial tiene, entre sus facultades, la potestad de designar a las autoridades del Grupo.