En el proyecto del Presupuesto 2019 que la Gobernadora envió a la Legislatura bonaerense, la distribución de obra pública en los municipios bonaerenses beneficia a uno de los intendentes más cercanos a Vidal.

Con una lógica netamente centralista, la Capital de la Provincia, gobernada por Julio Garro, figura con un presupuesto asignado de $2.230 millones para obra pública. En ese distrito, Cambiemos obtuvo uno de los triunfos más holgados en las elecciones legislativas de 2017.

La distinción entre municipios oficialistas y opositores en el reparto de la inversión de obra pública se torna aún más evidente cuando se analiza el caso de La Matanza. Siendo el Distrito con más cantidad de habitantes en la Provincia, recibirá 1.500 millones de pesos menos que La Plata. En reiteradas ocasiones, la mandataria opositora, Verónica Magario, expresó públicamente la discriminación que recibía su ciudad, por ejemplo, en el envío de móviles y efectivos policiales.

Sin embargo, el caso paradigmático en el “castigo” a intendentes opositores se da con Francisco “Paco” Durañona. Su distrito, San Antonio de Areco, no figura en las planillas con las obras proyectadas para el año que viene.

Ante la consulta de Primereando, el diputado provincial de Unidad Ciudadana, Mariano Pinedo, sostuvo “es preocupante porque nuestra comunidad tenía expectativas en dos obras muy importantes para nuestra región. La doble mano de la ruta provincial N° 41 y la confección de una planta de tratamiento de agua potable en la localidad de Villa Lía”.

“Son obras muy importantes. Una para evitar muertes en accidentes viales en un corredor muy transitado y la otra para mejorar la calidad de vida a una localidad que creció mucho en los últimos años” completó el legislador oriundo de San Antonio de Areco, quien adelantó que en la discusión por el presupuesto van a solicitar la inclusión de dichas obras.

La discriminación en la distribución de la inversión en obra pública también se visibiliza en otros distritos conducidos por intendentes opositores a Cambiemos. Tal es el caso de Presidente Perón, gobernado por Aníbal Regueiro, que tampoco figura en las planillas. O el municipio de Laprida, conducido por Alfredo Fisher, con la exigua suma de 50 mil pesos.