El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof ,realizó este lunes por la mañana una conferencia de prensa para actualizar la situación epidemiológica, donde destacó el trabajo sanitario y en ese marco agradeció "a los trabajadores de la salud, por el profesionalismo y la verdadera sensibilidad que le ponen todos los días, gracias por cuidar a todos los bonaerenses”.

El mandatario provincial recalcó que “el viernes analizamos la situación en detalle del AMBA, es una zona urbana y sanitaria única, por eso es necesario articular. El virus cruza la General Paz con la gente".  En esa línea puntualizó: “El fin de semana hubo un doble de casos en Ciudad y en Provincia, la situación está peor en los últimos días con una estabilidad frágil que depende de la movilidad”.

Kicillof indicó que “la enfermedad llegó del exterior y ahí comenzó a expandirse. En nuestra Provincia ante era un fenómeno del gran Buenos Aires y ahora golpea muy fuerte en el interior bonaerense, de un 5% pasamos a un 11 %”.

Durante la presentación estuvo acompañado por los intendentes Julio Garro (La Plata), Néstor Grindetti (Lanús), Juan Zabaleta (Hurlingham), Martin Isaurralde (Lomas de Zamora) y Mayra Mendoza (Quilmes). Además de la presencia de la vicegobernadora, Verónica Magario y ministros del gabinete.

“Hoy vamos a valorar y a contar el inmenso trabajo que hemos hecho. Tenemos el 66 % de ocupación de las camas frente a otras provincias que tienen mayor ocupación. Si no se satura el sistema es porque pudimos ampliar el sistema de salud, que no desbordó pero que está en ocupación mayor” aclaró.

Añadió que “es un error abrir de más y prematuramente, pasó en el país y contagia el virus y no se lo puede parar. En esta situación no podemos acompañar más aperturas” y valoró: “Hemos conseguido que nadie se quede sin camas y sin atención, eso es lo que debemos preservar”.

“Todos estamos cansados y hartos, pero este es el mal menor y hay que seguir cuidándonos. La verdad es que este virus nos está ganando porque no tenemos vacunas ni remedios. Esto de cuidarse no es una pérdida de libertad es una ganancia de salud” concluyó el mandatario.

En tanto, la doctora Elisa Estenssoro, Jefa de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital San Martín de La Plata valoró cómo el gobierno bonaerense tuvo en cuenta la opinión de los terapistas. "La cuarentena permitió que todos los pacientes fueran atendidos y evitó miles de muertes y nadie piensa en eso. Países con sistemas de sanitarios robustos sufrieron el desborde y la altísima mortalidad, a nosotros, por suerte no nos pasó" explicó.

Por otro lado, Garro manifestó: "El virus nos obligó a aprender y tiene que ser lo que nos siga uniendo para enfrentar lo que viene, estamos en un momento donde los casos se amesetan pero en un número muy alto".

En esta sentido, Zabaletta aseveró: "Quisimos cuidar a todos, por eso hubo 9 millones de cuadernillos para los niños y niñas que no tienen conectividad. Estos 150 días sirvieron para quienes se contagiaran tuvieran una cama".

En tanto, el intendente Grindetti manifestó que “estamos haciendo un seguimiento de los enfermos, destaco la coordinación y el respeto a los protocolos de Provincia y Nación. El comportamiento de los vecinos de Lanús ha sido ejemplar".