El mandatario de la provincia de Buenos Aires sacó un video por sus redes sociales donde realzó la fuerte campaña de vacunación y aseguró que "comienza una nueva etapa" donde "es tiempo de reconstruir y renacer como pueblo".

"Estoy seguro de que van a ir a votar con memoria y pensando en el futuro. Pero, voten como voten, gracias a todos y a todas por poner el hombro, en este momento tan difícil y por poner la fuerza para seguir adelante", dice el mensaje que posteó el mandatario en sus redes sociales, de cara a las PASO del domingo.

En el mensaje, el gobernador rememoró que asumió el gobierno de la provincia hace un año y medio "después de una etapa muy difícil, pero con mucha fuerza, con mucha energía y con las prioridades bien claras".

Expuso que al llegar al cargo, encontró "que el gobierno anterior había estado ausente y los bonaerenses abandonados".

Analizó que se "castigó durante cuatro años" a los ciudadanos de la provincia con "ajustes, tarifazos y falsas promesas" e indicó que "a los tres meses de haber asumido, el mundo quedó patas para arriba por la pandemia".

"Tuvimos que dejar a un costado la hoja de ruta que teníamos para montar un verdadero Gobierno de emergencia. Gracias a quienes se cuidaron y a las decisiones de Alberto (Fernández) en tiempo récord pudimos multiplicar y organizar los esfuerzos para resistir y proteger a la sociedad de la crisis que produjo el virus", reflexionó Kicillof.

En ese marco, el economista planteó que "frente a esta catástrofe", debió "tomar muy duras decisiones", pero reconoció que las adoptó "para evitar dolores todavía más irreparables".

Sostuvo que "esas restricciones, esas medidas y esos hábitos" que se debieron incorporar "están muy lejos de lo que significa disfrutar la vida", indicó que "cuando todo pase, seguramente vamos a recordar esta época como un tiempo de tristeza, pero también con el orgullo de haber trabajado sin descanso para amortiguar el golpe".

Refiriéndose al coronavirus, Kicillof manifestó que "pese al desastre que encontramos, a ningún bonaerense le faltó una cama, un respirador, o atención médica".

Así, dijo que "la campaña de vacunación tan avanzada nos llena de alegría", aunque admitió que "no es fácil festejar sabiendo que todos perdimos a alguien o algo" y que "esa marca va a tardar en irse".

"Esta crisis tan larga deja una sociedad herida, pero estamos de pie y trabajando para dejar atrás las consecuencias de este tsunami que castigó muchos aspectos de nuestras vidas privadas y como sociedad", apuntó.

Luego, subrayó tener en claro que "la pandemia nos impidió realizar muchos de los objetivos que teníamos", pero remarcó que el coronavirus "no mató nuestros proyectos, solo los postergó" y puso énfasis en que "estamos empezando a salir de esta verdadera pesadilla; es un tiempo para reconstruir y renacer como pueblo".

El mandatario remarcó que "aún en un contexto de adversidad", su administración hizo "mucho" y enumeró logros de gestión en materia sanitaria, educativa, de seguridad, obras públicas, fomento a la producción y el empleo.

A la vez, puso de relieve que se comenzó a "reparar una injusticia histórica con la coparticipación, recuperando los recursos que le pertenecen a la provincia".

"En la provincia, se terminó la desinversión y el desprecio por lo público. Sé muy bien que esta pandemia nos va a obligar a acelerar el ritmo de las transformaciones: lo que teníamos previsto hacer en cuatro, tendremos que hacerlo en dos años y partiendo de una realidad más dura", explicó.

Posteriormente, Kicillof opinó en el video que "las necesidades y los derechos de nuestro pueblo no pueden seguir esperando", agregó que "después del macrismo, después de la pandemia los bonaerenses no dan más y es hora de dar soluciones concretas" y contó que usará "todos los instrumentos del Estado para recuperar el trabajo, la producción y el ingreso".

En el mismo tono, aseveró que el Gobierno planea "superar esta crisis con la misma receta con que afrontó la pandemia: con un Estado presente, con un gobierno protector y con un pueblo solidario".

Finalmente, remarcó que "esta es una elección muy importante", en la que se decide "cómo salimos de esta pesadilla: con más solidaridad o con más privilegios, con más trabajo o más deuda, con más producción o más especulación".