El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció esta tarde desde el municipio de Guaminí el llamado a licitación para una obra de más de 1.900 millones de pesos que permitirá la pavimentación total de la Ruta del Cereal, corredor por el que circula gran parte de la producción provincial de granos, carne y leche y que abarca también a los distritos de Tres Lomas, Daireaux, Pehuajó y Trenque Lauquen.

En ese marco, Kicillof destacó que “en la Ruta del Cereal, que tiene aproximadamente 100 kilómetros, se habían construido 20 kilómetros en la década del 90 y otro tramo durante la gestión anterior”. “Nuestra tarea es terminar las obras: no nos gustan las cosas a medias, hay que empezar las obras y hay que terminarlas”, agregó.

“Esta obra de más de 1.900 millones de pesos busca favorecer al sector productivo en una región que cuenta con 650 mil hectáreas dedicadas a la producción de granos y ganado”, sostuvo el Gobernador, al tiempo que valoró “la necesidad de potenciar las capacidades de la Provincia para generar mayor valor agregado, apoyando sobre todo a los pequeños productores agropecuarios”.

Junto al gobernador, estuvieron el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone; el director nacional de Vialidad, Gustavo Arrieta; y el intendente local, José Augusto Nobre Ferreira.

La intervención sobre 47 kilómetros de la Ruta del Cereal contempla también obras complementarias de alcantarillado. La pavimentación de la traza beneficiará directamente a vecinos y vecinas de zonas rurales y a productores agropecuarios de la región, mejorando la conectividad vial y potenciando el desarrollo productivo.

En esta oportunidad, la Provincia está haciendo el llamado a licitación para el tramo Salazar – RN33, que requerirá una inversión de 1.912 millones de pesos y aliviará el tráfico de carga que circula por las rutas 5 y 65 para conectar con los puertos, reduciendo su trayecto en aproximadamente 40 kilómetros.

Por último, Kicillof señaló que “esta enorme inversión para una obra que fue postergada durante mucho tiempo, implica también la generación de trabajo y prefigura la forma en que pretendemos que sea la salida de la pandemia”. “Queremos salir potenciados, con una Provincia en la que no haya bonaerenses de primera y de segunda, que piense en cada localidad y pueblo del interior y les dé los instrumentos que generen más igualdad”, concluyó.