El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, dio una conferencia junto al ministro de Justicia, Julio Alak, y de Seguridad, Sergio Berni.

Las palabras de los funcionarios se dieron en medio de la polémica por la liberación de presos en el marco de la pandemia por coronavirus. Mientras, se espera que se expida la Suprema Corte bonaerense.

Al tomar la palabra, Kicillof aclaró que “entre tanta campaña mediática, de redes, quién va a la cárcel, quién sale, quién tiene prisión domiciliaria o no la tiene, es una decisión del Poder Judicial, no del Poder Ejecutivo. Ni las libertades, ni las domiciliarias que se dieron son decisión de los jueces, del Procurador, de la Corte Suprema”.

“Ha habido una campaña con falsas noticias como la tapa de un diario que fue desmentida en el mismo día. Esto no solo tiene el efecto de dañar al Gobierno sino de generar miedo, angustia y por supuesto dudas en la población. Nosotros nos dedicamos todos los días a cuidar y proteger a los y las bonaerenses”, añadió.

“Buena parte de la oposición está colaborando y trabajando en la misma posición. Me parece que es un grupo ínfimo los que están en otro juego. Yo no me voy a prender a ese juego. Nosotros recibimos una huelga de hambre comenzada en el anterior gobierno, de más de 15 mil internos. Nos dedicamos a resolver esa situación muy rápidamente”, subrayó.