Desde el Museo de Mar del Plata, uno de los puntos turísticos más importantes de la Costa Atlántica, el gobernador bonaerense Axel Kicillof presentó los protocolos sanitarios para llevar adelante la temporada 2020-2021 en el marco de la pandemia.

“Con protocolos, con cuidados y sobre todo con mucha conciencia, venimos a anunciar que habrá temporada de verano” sostuvo el gobernador y resaltó que, aunque “parecen tediosos, son necesarios para que aquellas personas que opten por un descanso vacacional, puedan sentirse seguros y cuidados”.

Antes, el Ministro de Producción de la Provincia, Augusto Costa, detalló una serie de reglas que se implementarán para poder vacacionar en pandemia. Dentro de los aspectos más relevantes del anuncio, el gobierno confirmó la extensión de la temporada con el fin de evitar aglomeraciones. Se implementará en dos etapas. Una que comienza el 1 de noviembre para los propietarios nos residentes de los puntos turísticos. La otra, destinada a los turistas en general, arrancará el 1 de diciembre y culminará en semana santa, es decir el primer domingo de abril.

En ese sentido, se informó que para los adultos mayores y los grupos de riesgo tendrán que vacacionar al final de la temporada. “La idea es que los turistas puedan tomar decisiones y planificar con tiempo” sostuvo el Ministro de Producción de la Provincia, Augusto Costa.

En cuanto a las restricciones, se detallaron que las actividades de entretenimiento en espacios cerrados sin ventilación natural, como el teatro y el cine, no estarán permitidas. Además, la gastronomía deberá ser al aire libre, tal cual se acaba de habilitar en los distritos del AMBA.

Respecto a los alojamientos, se detalló que dentro de los hoteles no están permitidos los espacios comunes y no se habilitarán los campings porque, al disponer de vestuarios y baños compartidos, el riesgo sanitario es alto.  

Para poder viajar dentro del territorio bonaerense, los turistas deberán descargar “Cuidar Verano”, una aplicación para el registro de los datos de desplazamiento y alojamiento que será validado por el municipio de destino, donde se validará la autorización de circulación.

Vía zoom, el Ministro de Turismo de Nación, Matías Lammens, destacó la puesta en marcha del plan de Preventa, creado bajo la ley de reactivación del turismo aprobada hace un mes en el Congreso Nacional, que establece el reintegro de hasta el 50 por ciento del total de gastos en turismo. “Ha tenido una gran aceptación en el sector privado relacionado al turismo interno” contó.

Un dato importante es que el testeo previo, como el hisopado, no será un requisito obligatorio para viajar debido a su falta de eficacia. Sin embargo, habrá sistemas de testeos en cada municipio en caso de que una persona presente síntomas.

“Quien se va a querer ir a veranear, no va a ser un requisito tener un test negativo porque no sirve. Hay 3 días previos a dar negativo, pero contagia. Con los protocolos normales para personas con síntomas, habrá centros de aislamiento en cada uno de los municipios” explicó el gobernador en su discurso.

En los casos de contagios en los puntos turísticos, la persona deberá regresar a su lugar de residencia. Si la persona contagiada, y su grupo estrecho, no puede retornar a su domicilio, habrá centros de aislamiento en cada municipio para evitar un colapso del sistema sanitario.

En esa línea, Kicillof apeló a la responsabilidad individual de los turistas. “Los municipios tienen muchas ganas de recibir turistas, pero sus habitantes no quieren un brote de contagios en sus lugares. Por eso, hay que cuidar a los demás y ser respetuosos con las medidas de distanciamiento” aseveró.

El acto contó con la presencia del presidente de la Cámara de Diputados de Nación, Sergio Massa, la titular de ANSES, Fernanda Raverta, el Ministro de Transporte de Nación, Mario Meoni; el intendente local, Guillermo Montenegro y jefes comunales de distintos municipios de la Costa Atlántica.