El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, presentó esta mañana un programa de acompañamiento a los 135 municipios en el retorno de las actividades deportivas, mediante la creación de un fondo especial de más de 53 millones de pesos destinado a la puesta en marcha de los protocolos que garanticen las pautas de cuidado para su práctica.

Participaron los ministros de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, y de Producción, Augusto Costa, junto al subsecretario de Deportes, Javier Lovera quienes hablaron ante intendentes, legisladores y deportistas en el Estadio Ciudad de La Plata.

“Estas actividades como culturales y deportivas son muy importantes para el gobierno de la Provincia, todo fue afectado porque no se podía ni siquiera entrenar. Hubo que poner en juego la creatividad, ver cómo pasar esto y poder desarrollar los Juegos Bonaerenses y mantener encendida esa llama”, resaltó Kicillof.

“Estos fondos se van a repartir de forma equitativa entre los 135 distritos para que los jefes municipales, que son quienes más conocen las capacidades y necesidades de cada ciudad, los pongan a disposición de la reactivación del deporte”, afirmó el Gobernador, y agregó: “Contribuimos para apoyar a los y las bonaerenses que son exponentes del deporte en toda la Provincia”.

Por su parte, Larroque subrayó que “el Estado estuvo, está y seguirá presente para afrontar una situación tan difícil como la pandemia”, y subrayó que “el principal desafío será articular esa potencia del Estado con una comunidad que esté organizada y que sea protagonista central de la recuperación”.

El programa tiene como objetivo fortalecer el regreso de las actividades deportivas en el contexto de la pospandemia, brindando herramientas a los municipios para que puedan aplicar los protocolos de prevención necesarios para su desarrollo.

En tanto, el Ministro de Producción, Augusto Costa, destacó la continuidad de los Juegos Bonaerenses en el marco de la pandemia: “Participaron 20 mil bonaerenses en las distintas modalidades virtuales. Por primera vez se sumó Freestyle con más de 200 competidores y se inscribieron 1.368 personas con discapacidad en disciplinas culturales. También participaron 87 jóvenes alojados en 20 centros de contención penal juvenil y se llevaron a cabo más de 400 competencias de e-sports”.

“Incluso en estas circunstancias tan difíciles mantuvimos encendida la llama de los Juegos Bonaerenses y el año que viene vamos a celebrar su 30 aniversario en mejores condiciones”, afirmó Kicillof, y concluyó: “Vamos a trabajar para que se pueda reactivar nuevamente la fuerza deportiva de nuestra provincia”.