El proyecto, que está siendo redactado por el presidente de la Cámara de Diputados, Federico Otermín, y el jefe del bloque del FdT, Facundo Tignanelli, pretende que se trate de un pago extraordinario hasta fin de año y que implique un ingreso extra a las arcas bonaerenses que vienen golpeadas por la baja en la actividad económica. Según datos oficiales, la recaudación bonaerense bajó un 23% en mayo respecto del mismo mes de 2019 y que esperan una caída del 16% entre marzo y junio por el mismo motivo.

La iniciativa podría alcanzar a los proveedores de internet que hayan facturado más de 500 mil pesos en 2019 con una suba de la alícuota de IIBB del 4% actual al 6% y a los fabricantes de insecticidas, plaguicidas y agroquímicos. La recaudación de todo el paquete sería de aproximadamente 5400 millones extra.

En contraposición, el proyecto eximiría del pago de Ingresos Brutos a pequeños contribuyentes que hayan facturado menos de 500 mil pesos en 2019, medida que alcanzaría a unas 670 mil personas y representaría un costo fiscal de 400 millones mensuales.

El titular de Diputados, Federico Otermín, explicó que “estamos trabajando muy fuerte en la post pandemia porque el virus vino a profundizar desigualdades que ya existían. Necesitamos un consenso democrático de todas las fuerzas políticas para reducir la desigualdad y por eso estamos trabajando en un proyecto para presentarle al Gobernador para engrosar el fondo específico que tenemos para combatir el coronavirus”, precisó.

También aclaró que “lo estamos construyendo y conversando en el bloque” y le envió un guiño a la oposición: “El Frente de Todos no tiene mayoría en ninguna de las dos Cámaras, estamos abiertos a discutirlo e incluso a ampliarlo”, añadió.

Kicillof, por su parte, aseguró que “los sectores que atravesaron la pandemia en mejor condición tendrían que contribuir” y agregó: “Me parece bien que lo discuta el parlamento que sectores favorecidos aporten un poco más durante al pandemia porque el gasto se ve por todos lados”.

Fuente: Info135