El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, brindó este viernes una serie de declaraciones radiales, donde volvió a sentar posición ante el vencimiento de deuda que debe afrontar la administración pública. De esa manera, insistió que la provincia "no tiene los recursos" para enfrentar la deuda de un bono.

Kicillof,confió en volver a extender la fecha del pago, que ya se postergó hasta el 31 de enero. "Hasta el 5 de febrero sería la última oportunidad en el esquema de aceptación de esto o ya entramos dentro del vencimiento", sostuvo el mandatario.

"Los bonistas pidieron un plazo mayor en las conversaciones que tuvimos. Estuvimos hablando con todos ellos en buenos términos, pero algunos de ellos pidieron un plazo mayor; otros ya aceptaron la oferta”, detalló. Asimismo, reforzó: “Pero pidieron un plazo mayor, quieren seguir con las conversaciones, piden determinadas precisiones. Es un bono cuya propiedad está bastante dispersa. Aparentemente, el fondo que más tenencia tiene es un 16%, entonces está muy atomizado, y las cláusulas de estos bonos, lo que dicen, es que para que la aceptación sea general necesitás una aprobación del 75%, es muy exigente".

El 5 de febrero es la fecha límite de todo el período de gracia: ese día se considerará la cesación de pagos de no mediar antes un acuerdo de partes -para aplazar el vencimiento original del 26 de enero al 1º de mayo- y en caso de no efectivizar la obligación de US$250 millones.