El primer CEPA (Centro de Emergencia Para Atención de la Pandemia) de la Provincia de Buenos Aires se puso en marcha este martes en Jose C Paz. Así lo informó el propio gobernador Axel Kicillof, que estuvo acompañado por el intendente local Mario Ishii, autoridades del nosocomio y el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán. 

El centro se encuentra en el Hospital Caporaletti, que ahora cuenta con 35 camas equipadas con equipamiento médico de alta complejidad para afrontar al COVID-19. Cabe aclarar que el pasado 6 de mayo apareció el primer caso del virus en Buenos Aires, días despues, el 12 de marzo desde el Poder Ejecutivo declararon la Emergencia en la Provincia de Buenos Aires. 

"El tema es generar nueva capacidad", resaltó Kicillof. "El sistema tiene una capacidad habitual, esto implica ampliar esa capacidad, que implica nuevas intalaciones, equipamiento y material humano", añadió. 

Consultado por las recomendaciones para evitar el contagio, Kicillof anunció que se "eliminó" el uso del mate en el gobierno. Además, recomendó  "lavarse las manos con jabón que elimina más el virus que el alcohol en gel", y especificó la "responsabilidad grandísima" que conlleva proteger a la Provincia del coronavirus.