El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, respaldó a los intendentes del Conurbano que ayer llevaron el reclamo por los reiterados cortes de energía eléctrica de Edesur al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre).

“Acompañamos el reclamo ante los reiterados cortes de servicio en los municipios, situación que planteamos ante las autoridades de Edesur esta semana”, sostuvo Kicillof.

Los intendentes tuvieron ayer una reunión con el interventor del Enre, Federico Basualdo, donde fueron muy críticos y acusaron a Edesur de faltarle el respeto a los vecinos por dejarlos sin luz en plena pandemia.

El reclamo apunta a la falta de inversión pese a los altísimos ingresos que cosechó la empresa durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri y de la ex gobernadora María Eugenia Vidal.

Estamos cansados de la falta de respeto de Edesur a nuestros vecinos. Nos reunimos para plantear la problemática de miles de habitantes del sur del Conurbano”, aseguró el intendente de Lomas de Zamora Martín Insaurralde.

En esa dirección, el lomense agregó que “es una vergüenza, una empresa que subió sus tarifas de forma exponencial durante el gobierno de Macri y ahora da un pésimo servicio. La luz es un servicio público esencial”.

Por su parte, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, afirmó que “el incremento de los cortes es evidente respecto del año pasado”, cuando no había una pandemia en ciernes.

“Es una empresa que ha ganado sumas extraordinarias durante los últimos años con los tarifazos de hasta 3.500% y las condonaciones de deudas al Estado que Macri perdonó”, añadió.

En ese sentido, consideró que “aun así, no han invertido lo que se necesita para brindar un servicio eficiente y han vaciado la empresa”. “Edesur puede sumarse a las empresas beneficiadas por el gobierno anterior y vaciadas”, cuestionó Mendoza.