Tras conocerse la propuesta del gobierno bonaerense que busca el consentimiento de los acreedores para postergar para mayo de este año el pago de Bono (BP21) por 275 millones de dólares, que vence el próximo 26 de enero, Axel Kicillof explicó los motivos de la medida que ahora deberá tener una respuesta por parte de los bonistas.

“La Provincia es un capítulo más del proceso de endeudamiento de Mauricio Macri. Tenemos la voluntad de honrar esos compromisos, pero en este momento no hay capacidad para hacerlo. Por eso estamos buscando una solución ordenada” afirmó el gobernador ante los periodistas acreditados en Gobernación.

El próximo 26 enero, la administración bonaerense afrontará un vencimiento de deuda que ronda los 275 millones de dólares, entre pago de capital e intereses. Cabe destacar que, de los más de 11 mil millones de dólares de deuda que heredó el Gobernador, 2.700 millones es la suma a la que deberá hacerle frente durante todo el 2020.

Para que la propuesta del Ejecutivo sea aceptada, el 75 por ciento de los bonistas deben aceptar la solicitud de consentimiento planteada por el gobernador. “Esperamos de los acreedores un accionar de buena fe, con madurez, para impedir que la solución sea desordenada. Ellos saben que este nivel de deuda es insostenible” agregó Kicillof.

Consultado sobre los motivos de las imposibilidades de pago, el gobernador expresó: “Se ha discutido si la ex gobernadora dejaba o no los montos necesarios, pero los datos muestran que no son suficientes para afrontar esos vencimientos”.

En ese sentido, Kicillof explicó el proceso de endeudamiento del macrismo. “El 82% de la deuda está en moneda extranjera. Antes que Vidal asuma, era del 57% y además los plazos de vencimiento son más cortos”.

El gobernador aclaró que los intereses del bono que vence este mes, estimado en 27 millones de dólares, se van a afrontar. Por lo que el pedido de diferir el pago apunta al vencimiento del capital que ronda los 257 millones en moneda extranjera.

“Para recuperar la capacidad de pago, hay que volver a crecer. No es una receta ideológica. La realidad marca que, si la provincia genera más valor, su capacidad de pago mejora” explicó el mandatario.

La estrategia del gobierno bonaerense en incluir el peligroso nivel de endeudamiento de la Provincia en las negociaciones que afrontará el gobierno nacional comenzará en el corto plazo a cargo del Ministro de Economía Martín Guzmán. “Necesitamos un tiempo para que el panorama esté más claro en Nación” sostuvo Kicillof. Según las estimaciones oficiales, el gobierno de Mauricio Macri endeudó al país por más de 160 mil millones de dólares.

Por su parte, el Ministro de Hacienda y Finanzas de la Provincia, Pablo López, contó que las “negociaciones con este título en particular comenzaron el 7 de enero y responde a un proceso que garantice la sostenibilidad de la deuda con propuesta justa y equitativa”.